Editorial de El Inversor Inquieto

“Agosto comienza entre tensiones y amenazas”

Las buenas sensaciones con las que terminó el mes de julio, están a punto de irse diluyendo, si las tensiones entre EEUU y China siguen en aumento.

Los datos macro de la semana, han confirmado la preocupación sobre la evolución de la economía europea y en España ya está prácticamente confirmado, que se entrará en recesión a finales de año. El sector manufacturero ya está en una contracción clara y las empresas, así como la ministra de economía, ya lo han puesto de manifiesto.

Por el contrario, la economía americana sigue mostrando fortaleza en su sector servicios, que ha mejorado su actividad, al igual que en China. También los datos de empleo semanales en EEUU han sorprendido favorablemente al bajar una décima la cifra de desempleo, desde el el 3,6% anterior al 3,5% actual.

Los analistas y los inversores, están ahora estudiando como pueden impactar todos estos datos, sumados a los publicados a finales del mes pasado, en la futura política monetaria de la FED. Para unos, seguirá con su posición agresiva de subida de tipos, hasta que la inflación muestre síntomas de control, lo que nos llevará a una nueva subida de tipos del 0,75% en septiembre.

Para otros, el hecho de que lleven dos trimestres con desaceleración económica en general y por tanto en “recesión técnica”, que no real, puede hacer pensar a la FED, que se puede suavizar la política monetaria, para evitar dañar la economía americana hasta hacerla entrar en recesión real. A estas alturas, realmente nadie sabe como van a actuar, pero sin duda será el asunto a seguir, porque tendrá un impacto directo en los mercados de capitales, una dirección u otra.

Por otro lado y de forma inesperada, las tensiones entre EEUU y China han aumentado tras la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes en EEUU, a Taiwán. Visita calificada de provocadora por parte de China, que no dudó en lazar misiles cerca de Taiwán y Japón, en un momento de relaciones delicadas entre ambas potencias mundiales. También China ha anunciado sanciones a EEUU como respuesta a su provocación.

Los mercados financieros están mirando de reojo esta escalada de la tensión, aunque por el momento están más centrados en los datos macro en EEUU y en los resultados empresariales.

Como todos sabemos, agosto es un mes muy peculiar, por tener menos volumen de contratación los mercados por el se el mes vacacional por excelencia, de ahí que nadie se atreve a presagiar que puede suceder en los mercados. De momento la cautela y la precaución son la tónica, aunque muy pendientes de los acontecimientos actuales.