Editorial de El Inversor Inquieto

Impacto de la segunda oleada en las economías

La segunda oleada de contagios se está extendiendo por Europa y EEUU, tal y como estaba previsto en el verano, sin que ya se pueda apelar a la esperanza de haberla esquivado. 

Las últimas semanas están constatando el aumento del número de contagios, lo que pone de nuevo en jaque los sistemas sanitarios. De ahí, que los Gobiernos de los países más afectados, estén adoptando decisiones de mayor restricción a la movilidad de los ciudadanos.

París estrenó la medida del toque de queda entre determinados horarios, fundamentalmente durante la noche, y ahora en España se está estudiando como implementarla en determinadas regiones. Reino Unido también es de los que más restricciones está aplicando, mientras que otros países, aún con aumentos de contagios, parecen tenerlo más controlado.

El sector servicios es el más dañado, con el impacto real que va a tener en todas las economías afectadas. De hecho la primera economía del mundo, EEUU, ya está reflejando en este mes de octubre un ritmo de crecimiento más modesto que en meses anteriores. Para el resto de economías, dado que el impacto más fuerte va a ser en sector servicios, sobre todo en todo lo relacionado con turismo, hostelería y restauración, sus crecimientos se verán más afectados cuanto mayor dependencia tengan de esos sectores, como es el caso de España.

De hecho los expertos consideran que algunas economías volverán a entrar en recesión, lo que aumentará la recesión total del conjunto del año.

Con estas perspectivas para la recta final del año, los presupuestos generales del Estado y todo lo relativo a las cuentas públicas de nuestro país, se verán muy afectadas, haciendo que hayan quedado desfasadas las previsiones que tenía el Gobierno de España, que según los expertos ya eran especialmente optimistas.

Las reformas fiscales que se están analizando por parte del Gobierno, están sufriendo modificaciones constantes, lo que genera una importante incertidumbre de cara a la planificación fiscal en los patrimonios, pensando en 2021, dado que en este 2020, no van a entrar en vigor.

También hay sectores que se ven amenazados con las subidas de impuestos indirectos, como el IVA, que pueden provocarles importantes daños económicos, como ya están alertando.

En conclusión, la planificación patrimonial, tanto para la recta final del año, en su parte fiscal y en su parte financiera, así como para el año próximo, cobran especial relevancia. En el ámbito empresarial, también es muy urgente para las familias con empresas familiares, analizar que los riesgos empresariales y los familiares estén separados, para evitar que si quiebra la empresa, se lleve por delante también a la familia.