Editorial de El Inversor Inquieto

Los índices se mantienen contra viento y marea

Las inclemencias meteorológicas de viento y agua han sido más que reales durante toda la semana, pero en los mercados financieros ni la formalización del proceso de destitución del presidente americano hacen mella.

En la que ha sido, a todos los efectos, la última semana de actividad en los mercados financieros, los índices bursátiles han mantenido los máximos anuales, sin mucho esfuerzo y dejándose llevar por el espíritu navideño, además de la inercia del rally alcista de la semana anterior.

En el estudio detallado de los avances del acuerdo comercial entre EEUU y China, tras su lectura, algunas gestoras creen que hay aspectos de difícil cumplimiento y que a la espera de ver la redacción final, parece más un acuerdo de cara a la galería, es decir, a los mercados financieros, que de avances sustanciales en la reducción de los aranceles establecidos. No debemos perder de vista que lo que espera la comunidad inversora internacional es que el libre comercio vaya ganando el territorio perdido por el avance de los aranceles y el intervencionismo que la administración Trump ha impuesto en los últimos años. De ahí que a la vuelta de las fiestas navideñas, la evolución de los mercados financieros, dependerá en buena parte, de que se sigan dando pasos fiables en esa dirección.

Por otro lado, el primer ministro de Reino Unido ya ha dejado claro que 2020 será el año en el que las relaciones con la Unión Europea tienen que quedar perfectamente establecidas, tras el Brexit que se producirá durante el mes de enero. En caso de que no estableciesen el marco jurídico nuevo en el que se fundamentarán las relación, ya ha dejado claro que se aplicarán las normas generales de la Organización Mundial del Comercio, que es la que rige las relaciones comerciales entre los países, a falta de tratados bilaterales.

Los buenos datos macroeconómicos conocidos esta semana, tanto con la mejora de la producción industrial China y la confianza empresarial en Alemania, que está en máximos de los últimos seis meses, han sido un buen soporte para los niveles alcanzados por los principales índices bursátiles. Los americanos se encuentran de nuevo en sus niveles de máximos históricos. En las últimas sesiones del año, intercaladas con los días festivos y fines de semana, se pondrán a prueba estos niveles ante el escaso volumen que habrá a partir del lunes 23. En principio la ausencia de acontecimientos o noticias relevantes, deberían ayudar a consolidar los niveles alcanzados.

Los que están teniendo un final de año realmente de infarto, son los inversores que quieran evitar el espolio, en forma de subida de impuestos, que sufriremos la gran mayoría de los españoles en 2020, si sale adelante el gobierno que Pedro Sánchez está barajando. De ahí que las empresas cotizadas y no cotizadas, se estén apresurando a repartir dividendo este año, para evitar las subidas del entorno al 4%, sobre los niveles actuales, que se prevén para el año próximo. También aquellos que estén vendiendo inmuebles, empresas etc. deben apurar la recta final del año para materializar las operaciones, si quieren no arriesgarse a lo que pueda pasar en el año próximo.

Para los ahorradores en general, los fondos de inversión siguen siendo el vehículo idóneo para diferir el pago de impuestos, y con ello evitar las subidas de impuestos que se puedan producir.

Ahora sólo nos queda desearles una Feliz Navidad y que disfruten de esta extraordinaria época de año, llena de colores, sabores, luces, música y Amor, que llenan nuestros sentidos, para darle al alma, el impulso que necesita para llegar con fuerzas renovadas al nuevo año.