Editorial de El Inversor Inquieto

¿Qué podemos esperar de diciembre?

El mes de diciembre ha comenzado con fuertes oscilaciones, tras las declaraciones de Trump y el ajuste de las carteras en las primeras sesiones del último mes del año.

El presidente americano ha decidido comenzar diciembre envuelto en declaraciones polémicas, tanto en materias arancelarias como militares. Al margen de sus reproches y declaraciones sobre la OTAN, lo que ha impactado en los mercados han sido sus decisiones al imponer nuevos aranceles. En este caso han sido Argentina y Brasil los países que se han encontrado con la decisión de Trump de ponerles aranceles al acero y al aluminio. La razón que se esgrime para imponerlos, está en EEUU les acusa de devaluar sus divisas. Algunos expertos consideran que la verdadera razón se encuentra es que los agricultores de soja brasileños son los que más se están beneficiando de la guerra comercial con China.

También ha arremetido contra China, en el comienzo de la semana, afirmando que no tiene ninguna prisa en firmar el acuerdo comercial con Pekin, e incluso insinuando que tal vez sea mejor esperar a que pasen las elecciones americanas de noviembre de 2020.

El otro país protagonista en la trifulca arancelaria ha sido Francia, a la que también le va a imponer aranceles sobre lo que se exporte a EEUU, como represalia por la tasa Google.

Con toda esta batería de ataques al libre comercio, y tras las subidas importantes del mes de noviembre, resulta fácil imaginar que la reacción de los mercados de renta variable fuese de ventas, con caídas entre el 2 y el 3% en los principales índices bursátiles.

A mediados de semana Bloomberg informaba que el acuerdo comercial entre EEUU y China, estaba cerca. Con esa información, que los mercados decidieron dar por buena y con los buenos datos de actividad del sector servicios tanto en Europa como en EEUU, los mercados retomaron las subidas, reduciendo a menos de la mitad, los recortes de sesiones anteriores.

Para llegar a la semana central de diciembre, además de las reuniones de los bancos centrales, tanto en Europa como en EEUU, lo que tendrá muy pendientes a los mercados son las elecciones en Reino Unido para el día 12 y el fin del plazo fijado para implementar nuevos aranceles a China, que es el 15 de diciembre.

Ambas citas y lo que en ellas suceda, será decisivo para el comportamiento de los mercados financieros en la recta final del año. No debemos olvidar que el volumen de negociación será inferior, dado que los gestores ya han ajustado las carteras, de ahí que la volatilidad pueda ser mayor, tanto al alza como a la baja.

Las noticias positivas vendrán de la mano de que el resultado electoral en Reino Unido garantice el Brexit con acuerdo para finales de enero. Respecto a los nuevos aranceles, todo apunta  a que si realmente las negociaciones entre EEUU y China van avanzando, se retrasaría su puesta en práctica o se eliminarían. Lo que el mercado también interpretaría de forma favorable.

Cualquier suceso que se interprete como posible Brexit duro o como paralización de las negociaciones para ir reduciendo aranceles, los mercados reaccionarán a la baja, reduciendo parte de los beneficios acumulados en este 2019, para los inversores que decidieron apostar por los mercados de capitales, obteniendo como premio, una buena rentabilidad en lo que llevamos de año.