Editorial de El Inversor Inquieto

La vuelta al cole no será igual para todos

El fin del mes de agosto, así como el inicio del curso escolar en septiembre, suponen oficialmente el final de las vacaciones, para la gran mayoría de los españoles. Aunque la vuelta al cole no será igual para todos.

Las familias que deben hacer frente a los gastos que supondrá el nuevo curso están haciendo los cálculos, aquellas que sin tener esos gastos, deben reponer los realizados durante el verano, los inversores que deben ponerse al día sobre lo que ha sucedido en los mercados financieros, el impacto en sus carteras, las empresas preparando la recta final del año y los presupuestos para el próximo etc.

Los profesionales del mundo financiero deberán enfrentarse al nuevo escenario con el que nos encontraremos, una vez que vayamos conociendo las medidas que los Bancos Centrales y los distintos Gobiernos irán tomando, para tranquilizar a los inversores sobre la evolución de las distintas economías.

Posiblemente, lo más desafiante es el tema del Brexit, dado que tiene fecha límite en el 31 de octubre, con un Parlamento en suspenso y Bruselas a la espera de ver como encarar las exigencias y amenazas del nuevo Primer Ministro Británico.

Lo inmediato que ya se ha calculado es que nuestro país ha perdido unos 120.000 turistas británicos. El impacto de un Brexit duro impactará en un menor comercio, menor inversión y menores ventas de inmuebles. Las primeras estimaciones calculan que se pueden perder unos 70.000 puestos de trabajo en España y unos 77.000 euros en inversiones.

Reino Unido ya lo está pagando la caída de la libra, así como las amenazas reales sobre su economía. Para evitar el Brexit sin acuerdo, en Reino Unido están llevando a cabo varias vías legales, que frenen la ofensiva del Primer Ministro, al suspender el Parlamento y dejar fuera los votos de aquellos que podían ponerle difícil el camino que se ha marcado como objetivo.

Los expertos también se están preguntando cómo será la política económica de Reino Unido tras el Brexit, al margen de que sea con acuerdo o sin él. Las opciones posibles que barajan son dos: una que sigan una vía más liberal y de apertura al exterior, otra más intervencionista, en la que se al igual que Donald Trump, consideren que los doméstico es lo más importante, que es lo que exigen quienes apoyan el Brexit. Esta segunda opción sería la que más daños causaría a Reino Unido en el medio y largo plazo.

Italia ya ha encontrado la senda de la estabilidad política tras la tormenta, ahora le toca a España. ¿Tendremos Gobierno o elecciones antes de final de año? en septiembre tendremos las respuesta. El resto de interrogantes los tenemos en forma de anuncio de los bancos centrales sobre políticas monetarias y con ellos el impacto en los mercados, así como en el sector financiero europeo, que es el más castigado con la intención de seguir bajando tipos.

En los mercados financieros podríamos asistir a un rebote en septiembre, si las noticias cumplen con las expectativas que los inversores han puesto en los estímulos y ayudas que pueden anunciarse.